La relación entre estudiantes grandes y pequeños fortalece los lazos de comunidad y es base para la comprensión entre generaciones.

Cada estudiante de Kínder 4 a quinto de primaria tiene un hermano o hermana de la escuela media o el bachillerato quien asume el cuidado de su hermano menor durante muchas de las actividades del Colegio.