por: Rosa Cecila Caro

El sábado 4 y el domingo 5 de noviembre tuvimos la oportunidad de reafirmar que en Hacienda Los Alcaparros vamos por el camino correcto. Lo que empezó hace 25 años como un experimento educativo, hoy es la esencia de nuestro Colegio al poner en práctica que en educación no hay división entre un cerebro dedicado a lo académico y un cuerpo dedicado al movimiento, idea que fue confirmada a través de los testimonios de los tres conferencistas internacionales invitados al evento “El Cerebro Musical y el aprendizaje de STEAM.”

La inspiración en Shinichi Suzuki en su propuesta de aprendizaje de la relación vital instrumento, mano y lengua materna fue parte estructural del diseño de nuestro proyecto educativo. Por eso, la enseñanza de la música y la convocatoria a la comunidad de padres, de alumnos y de profesores alrededor de las presentaciones musicales de los estudiantes se convirtieron en el corazón de nuestro Colegio.

Ryugo Hayano, Marilyn O´Boyle y John Iversen, compartieron sus experiencias de vida y sus experiencias profesionales durante estos dos días, en un evento que permitió a los asistentes entender un poco más la importancia que tiene la música como disciplina de vida, a través de la dedicación, del trabajo en equipo, del rigor y de la perseverancia.

El sábado 4 de noviembre, en el Centro de Eventos de la Universidad Sergio Arboleda, rectores de diferentes colegios, profesores de música, científicos, profesores del Colegio y padres de familia, se reunieron para dar inicio al Foro en el que los conferencistas contaron por qué la música ha sido una influencia importante en sus vidas y cómo ésta ha impactado de manera positiva en sus profesiones. Al finalizar, Rosita Caro, Directora del Proyecto Académico, condujo un interesante panel de preguntas del público asistente a los conferencistas.

Al finalizar el Foro, María del Rosario Concha, Coordinadora de Preescolar en el Colegio, afirmó: “Este evento fue una motivación maravillosa para profundizar y para fortalecer el tema del cerebro y la música desde los contextos pedagógicos, como un lenguaje fundamental que construye pensamiento. Debe existir la música como herramienta fundamental para construir buenos seres humanos, seres humanos competentes y felices, por eso tengo la convicción profunda de que lo que hacemos en Hacienda Los Alcaparros es lo que hay que hacer.”

El domingo, la cita fue en la sede del Colegio. Padres de familia, estudiantes que aprenden música a través del método Suzuki y profesores de música de diferentes academias, se reunieron desde las 8:00 a.m., para dar inicio a una jornada llena de emociones, de aprendizajes y, por supuesto, de música.

Los estudiantes de los diferentes colegios y academias empezaron el día con Talleres STEAM organizados y dirigidos por profesores del Hacienda Los Alcaparros. Los adultos, a su vez, se congregaron en el Coliseo del Colegio para conversar con Hayano, O´Boyle e Iversen.

A las 11:00 a.m. comenzó el Gran Concierto Suzuki Internacional en el que participaron 300 niños y niñas. A la salida del concierto escuchamos comentarios como el de Ángela Patiño, mamá del Colegio: “[…] Disfruté inmensamente ese momento. Me di cuenta de lo que la música es capaz de hacer y de lo orgullosos que se deben sentir quienes promueven esta formación y este tipo de actividades. Ustedes profesores y músicos están trascendiendo en la vida de cada uno de sus discípulos […].”

Para Hacienda Los Alcaparros fue un gran honor tener la oportunidad de compartir con personas de talla internacional como Ryugo Hayano, Marilyn O´Boyle y John Iversen y a través de ellos, aportar un grano de arena en lo que para muchos fue “un evento sin precedentes en Colombia”.

“El Cerebro Musical y el aprendizaje de STEAM” fue un magistral final de la celebración de los 25 años de Hacienda Los Alcaparros.