Las formas de aprender, de hacer, de convivir y de ser, se hace visible en nuestros estudiantes actuales y en quienes han egresado desde la primera promoción en 2001.

En ellos se ve vivificado el espíritu del Colegio Hacienda Los Alcaparros que como lo indica ‘Hacienda’ –facienda– es la cosecha en la que hemos trabajado todos: se ha cumplido la tarea, madrugando para preparar la tierra, laborando para sembrarla y esperando para la cosecha, en la cual está la simiente que reiniciará el ciclo.

"En algún momento de mi vida estudiantil quería que el colegio profundizara en las materias ‘de verdad’: en matemáticas, biología, física… Afortunadamente esta fue una etapa de inmadurez que quemé rápidamente. Me di cuenta del valor de lo ‘de mentiras’. Todavía hoy, estando en la universidad, estoy seguro de que lo más valioso de Los Alcaparros es sus espacios y tiempos para la música, el teatro, las artes plásticas, la literatura, los proyectos, la educación física; para experimentar, hacer y tomar decisiones.""

− Class of 2011

"No existe un recuerdo que quiera haber borrado
Del tiempo allí pasado, entre los alcaparros.
No hay una enseñanza que hubiera rechazado,
Ni una mala imagen, un regreso amargo.

Hoy pienso, desde lejos, en todos estos temas
que allá en Los alcaparros, yo tengo una familia
y acá en el extranjero: ¡que soy un alcaparro!
"

− Class of 2004

"Este colegio me dio las bases para salir al mundo y me abrió las puertas de mi pasión. "

− Class of 2001

"La capacidad de reconocer al otro, requisito para comprender que no somos más dignos que los demás de los derechos que disfrutamos, es para mí uno de los legados más valiosos del Colegio Hacienda Los Alcaparros."

− Class of 2004

"Lo valioso de Los Alcaparros es que existe un equilibrio entre todas las áreas. Se educan ingenieros y se educan cantantes. Uno de esos espacios inusuales, la música para teatro, influyó en gran medida en la sensibilidad estética que tengo."

− Federico Gonzalez, doble programa de Economía y Literatura en la Universidad de Los Andes.

"Los diversos espacios de expresión artística que ofrece el colegio, entre los que se destaca el teatro, son auténticas serendipias que contribuyen a la formación de buenos ciudadanos, buenos profesionales y buenos seres humanos; transmiten habilidades y virtudes que se integran felizmente para dar como resultado personas mejores."

− Santiago Melo. Egresado en 2004.

"No creo que las palabras alcancen a demostrar el agradecimiento y la falta que me hace el Colegio donde he pasado los momentos más especiales e mi vida y donde se siguen formando seres humanos preparados para la vida."

− Clase 2009